La Consciencia según la ciencia. 

6 min de lectura – 20 Jul 2023 – por Nerina C.

Estos conceptos tan complejos, diferentes e interesantes son mucho más que meros productos de la mente. Es lo que nos hace humanos. 

Cuando hablamos de consciencia y conciencia, hablamos de uno de los temas más fascinantes y complejos que las ciencias han abordado en su intento por comprender la naturaleza de la mente humana. 

Tanto consciencia como conciencia son dos dimensiones que nos dotan de humanidad, y aprender su significado y a saber diferenciarlas nos ayudará a comprendernos mejor y comprender mejor nuestro entorno: el mundo en donde vivimos.

A menudo, el término “conciencia” se utiliza indistintamente con “consciencia”, pero en realidad, estos conceptos no son sinónimos. 

Estos conceptos tan complejos, diferentes e interesantes son mucho más que meros productos de la mente. Es lo que nos hace humanos. 

En este artículo, exploraremos qué es la consciencia según la ciencia y destacaremos las diferencias fundamentales entre estos dos términos. 

“La conciencia sólo puede existir de una manera, y es teniendo consciencia de que existe” – Jean Paul Sarte. 

Según la Real Academia Española de la Lengua (RAE), los términos “conciencia” y “consciencia” no son intercambiables en todos los contextos. Cuando hacemos referencia a la palabra conciencia, nos estamos refiriendo al sentido moral, a la capacidad que tenemos todas las personas para distinguir el bien del mal. Por su parte, cuando nos referimos a la palabra consciencia, hacemos referencia a la capacidad (o incapacidad) que tenemos las personas para reconocer la realidad y nuestra relación con ella.

Cuando hablamos de conciencia, nos referimos a uno de los componentes fundamentales del comportamiento de las personas, y desempeña dos funciones principales:

  1. Ayudar a las personas a decidir qué es lo correcto.

  2. Ayudar a las personas a cómo decidir lo correcto de lo incorrecto. 

A esto lo denominamos: conciencia ética. La conciencia no tiene nada que ver con procesos como la atención o percepción. Es un concepto moral y ético.

Según Tomás de Aquino, filósofo de la Edad Media, la conciencia surge de la capacidad natural del hombre para hacer lo correcto, lo que implica la capacidad de la mente de comprender el mundo que la rodea en términos morales. Y según Aristóteles, una conciencia bien formada nos permite comprendernos mejor, comprender a nuestro entorno y comportarnos adecuadamente. 

Entonces, ¿qué es la consciencia? La consciencia es algo más que estar “despiertos”

La consciencia se refiere a la experiencia subjetiva de ser consciente de sí mismo y del mundo que nos rodea. Es el estado mental que nos permite percibir, sentir, pensar y tener experiencias subjetivas. 

La consciencia se relaciona con nuestros pensamientos, por lo tanto, está en constante cambio. Procesa información, constantemente, gracias a los estímulos que recibimos. 

Aunque es un fenómeno central en la vida humana, la consciencia sigue siendo un enigma en el campo de la neurociencia y la psicología cognitiva.

Según la ciencia, la consciencia surge de la actividad cerebral. Numerosos estudios utilizando técnicas como la resonancia magnética funcional (fMRI) y la electroencefalografía (EEG) han revelado correlaciones entre patrones específicos de actividad cerebral y estados conscientes. Por ejemplo, cuando una persona está consciente, se observa una mayor coherencia y sincronización de la actividad en redes neuronales distribuidas en el cerebro.

El neurocientífico Bernard Baars, sugiere que la consciencia emerge cuando la información se integra y se procesa de manera global en el cerebro. Esto implica que la consciencia no está confinada a una región cerebral específica, sino que es un fenómeno emergente de la actividad neuronal en todo el cerebro.

Consciencia es todo lo que experimentamos. Nos permite observar nuestros pensamientos, emociones y sensaciones físicas sin identificarnos con ellos ni ser arrastrados por ellos.

La meditación mindfulness es una práctica que nos ayuda a cultivar la consciencia, entrenando a  nuestra mente para dirigir deliberadamente la atención al momento presente, observando nuestros pensamientos, sensaciones corporales y emociones con una actitud de aceptación y curiosidad.

Es posible reducir el estrés, la ansiedad y la depresión, mejorar la concentración y la claridad mental, promover la autorregulación emocional y fomentar una mayor conexión con uno mismo y con los demás, siendo conscientes.

Como comunidad, nuestro objetivo es alcanzar cada vez a más personas y brindarles la posibilidad de ser conscientes. 

De vivir una vida plena y en paz. En Consciencia Plena. 

Encuentra cientos de meditaciones y programas que te ayuden en el proceso.

Descarga Mindful Science, nuestra nueva app, con las mejores meditaciones guiadas y contenido exclusivo que encontrarás. Haz click aquí 

¡Gracias por leernos!

¡Hasta pronto!

Mindful Science y equipo

Texto de Nerina Crocce para Mindful Science 

Prueba Mindful Science Gratis

Descubre la paz y la calma que mereces.

Descarga Mindful Science, la app con las mejores meditaciones guiadas que encontrarás.

Compartir:

Explora Mindful Science