El hábito de la meditación matutina: Cómo empezar

Cada día, sin importar el horario de tu alarma, puedes incorporar una práctica y realizar un cambio significativo. ¿Te animas?

La importancia de una rutina matutina. 

Al comenzar tu día con una meditación mindfulness te abres a la oportunidad de estar plenamente consciente en cada actividad que realices, sientas las bases para tener un día libre de tensiones y en conexión. 

Cuando incorporas la práctica a tu rutina regular, aprendes a cultivar la calma y a mantener relaciones interpersonales más felices y sanas; comienzas a conectar con la amabilidad, la compasión, dejas de lado los pensamientos juiciosos y rumiantes.

La meditación se transforma en  una herramienta valiosa para mejorar nuestra capacidad de gestionar tanto nuestras responsabilidades en el hogar; entorno laboral; actividades de ocio, promoviendo un enfoque más efectivo y equilibrado.

Cambia la perspectiva, comienza a conectar contigo y con los demás de una manera más positiva, calmada y tranquila.

Los beneficios de la meditación matutina.

La práctica de la Atención Plena, tiene múltiples beneficios indistintamente de la hora en que se realice. Pero, es verdad que una breve meditación matutina puede marcar la diferencia, ya que la mañana tiene una naturaleza tranquila de por sí. 

Se trata de crear un hábito de calidad y con motivación para comenzar tu día

Puedes incorporarla a tu rutina de cada mañana: luego de desayunar, antes de acomodar tu cuarto o incluso puede ser mientras te duchas; meditar durante 3, 5 o 10 minutos es una forma de cambiar el enfoque físico y mental además de la predisposición. 

Se ha comprobado, en un estudio realizado en 2018 a más de 300 personas, que la rutina matutina, para la mayoría de ellos, es clave para tener un día exitoso.

Realizar una práctica de mindfulness por la mañana produce cambios en tu cerebro: fortalece los procesos de pensamiento; mejora la concentración y atención; reduce la reactividad ante situaciones estresantes; reduce la rumiación; y se produce una aumento significativo de la materia gris lo que se relaciona con la regulación de las emociones.

Consejos para iniciar una práctica de meditación matutina.

Lo primero que debes tener en claro es ¿Qué tipo de meditación quieres probar? Puedes comenzar con un escaneo corporal, con un ejercicio de respiración o con una meditación que te permita conectar con alguna emoción o cualidad en específico. No te preocupes demasiado por la elección, puedes experimentar con varias hasta encontrar la que mejor se adapte a ti.

Luego, designa un tiempo y espacio específicos para realizar la práctica. Puedes comenzar con 5-10 minutos y luego aumentar gradualmente la duración a medida que te sientas más cómod@. Con respecto al espacio, busca un lugar en tu hogar donde puedas meditar sin distracciones ni ruido. Puedes usar una almohadón; mat de yoga, una silla o sillón cómodo, o puedes optar por meditar en tu cama.

Y por último, disfruta del proceso. Puede ser una experiencia gratificante y relajante. Aprovecha este tiempo para conectarte contigo mismo y comenzar el día con una mentalidad positiva.

¡No lo pienses, simplemente hazlo! Tómate un día a la vez. 

Es posible que no veas los beneficios de forma inmediata. Sé paciente contigo y con la práctica: la paciencia es esencial en el camino de la meditación.

Descarga Mindful Science, nuestra nueva app, con las mejores meditaciones guiadas y contenido exclusivo que encontrarás. Haz click aquí.

¡Gracias por leernos!

¡Hasta pronto!

Mindful Science y equipo.

Texto de Nayla Funes – Psiconeuroeducador
Corrección literaria: Nayla Funes y Nerina Crocce para Mindful Science.

Disfruta la calma y paz que mereces.

Los mejores contenidos de Mindfulness en nuestra app. Disponible para: