La Atención Plena, ¿ayuda a mejorar la memoria?

Es bien sabido que la práctica del mindfulness es una gran herramienta para mantenernos saludables, física y mentalmente. En este blog te contamos cómo ayuda, también, a mejorar la memoria y la cognición.

Varios estudios sobre envejecimiento cognitivo, concluyeron que la práctica regular de mindfulness está asociada con mejoras en la función cognitiva, incluida la memoria. 

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), en la región de las Américas, más de 10 millones de personas viven con problemas de memoria y cognición severas; y un dato estadístico reveló que cada 3 minutos una persona desarrolla demencia (término general que refiere a varias enfermedades neurodegenerativas que interfieren con el capacidad para realizar actividades de la vida diaria)

¿Qué es la Atención Plena y cómo influye en el cuidado de la salud?

La Atención Plena es la capacidad de prestar atención, de forma consciente, al presente sin juzgarlo ni distraerse.

Gracias a ella podemos modificar  varios aspectos de nuestro cuerpo, cerebro, mente y medio ambiente, cuidar de manera integral de nosotros mismos; el mundo que nos rodea; alcanzar mayor bienestar y equilibrio en nuestra vida. 

Y ¿cuál es su incidencia en nuestro cerebro?

Bueno, el mindfulness nos permite remodelar el cerebro, de forma que promueve la regulación emocional; el bienestar mental y la identificación con pensamientos positivos. Veamos:

✔️ Reducción de la actividad en la red neuronal, asociada con la rumiación mental, el pensamiento automático y la preocupación constante sobre el pasado o el futuro.

✔️ Aumento de la densidad de materia gris en áreas del cerebro asociadas con la autorregulación emocional, la autoconciencia y la atención, como la corteza prefrontal y el hipocampo.

✔️ Modulación de la amígdala, con el objetivo de la reducción en la reactividad, disminución y una mejor gestión del miedo y el estrés. 

✔️ Aumento de la conectividad entre regiones cerebrales lo que mejora la capacidad para concentrarse, regular las emociones y tomar decisiones conscientes.

Aquí te dejamos los beneficios de esta práctica en la memoria y la cognición:

🧠 Mejora de la memoria a corto plazo o“memoria de trabajo”. 
Favorece una mejor retención de la información que se está procesando. Además, de reducir las distracciones y la ansiedad, el mindfulness puede contribuir a una mayor capacidad para recordar información de manera efectiva. 

🧠 Mejora de la memoria a largo plazo.
Fortalece la capacidad de retención de información relevante para nuestras vidas, almacenándose en la memoria a largo plazo de manera más efectiva, gracias al engrosamiento de la red neuronal y de las áreas del cerebro antes mencionadas. 

🧠 Mejora la cognición 
Fortaleciendo la capacidad de atención, la memoria y el aprendizaje. 

Algunas de las actividades que especialistas de la medicina y la psicología recomiendan que ayudan a la memoria y los procesos cognitivos son: sopa de letras, crucigramas, hacer deporte que incluya series o baile, también recomiendan dietas que contengan alimentos ricos en magnesio, zinc, frutas y verduras de hoja verde, pescados, frutos secos y… un gustito: el chocolate. 

Todas estas recomendaciones puedes incorporarlas, junto con la práctica de la Atención Plena, en tu rutina diaria.

No es necesario que seas un meditador experto para que puedas ver los cambios que esta práctica trae. Meditando 3, 5 o 7 minutos diarios podrás notar los beneficios. 

Descarga Mindful Science, nuestra nueva app, con las mejores meditaciones guiadas y contenido exclusivo que encontrarás. Haz click aquí.

¡Gracias por leernos!

¡Hasta pronto!

Mindful Science y equipo.

Texto de Nayla Funes – Psiconeuroeducador
Corrección literaria: Nayla Funes y Nerina Crocce para Mindful Science.

Disfruta la calma y paz que mereces.

Los mejores contenidos de Mindfulness en nuestra app. Disponible para: